Historias y entrevistas

Café Mieludo, ¿qué hay detrás de un café de especialidad?

Café Crem es uno de los torrefactores de café con mayor recorrido histórico localizado en Girona y propietaria de Café Mieludo. Desde que empezaron su andadura en este sector en 1950 no han dejado de seleccionar las mejores variedades de café. En 1990, conscientes de la necesidad de ofrecer un sabor único empezaron sus primeros viajes en búsqueda de países productores de café buscando fincas y granos únicos.
Siguiendo esta excelencia en la búsqueda de nuevas fincas productoras de café, en 2015 emprendieron otro proyecto pionero en República Dominicana, más
concretamente en Polo, dónde pudieron desarrollar su propio café en varios terrenos y garantizar así toda la trazabilidad y control de calidad en la producción. Así, nació el Café Mieludo, un café 100% arábica que ha sido premiado por el IEC con una de las calificaciones más ambiciosas alcanzables.

El Café Mieludo, se obtiene con un cuidado excepcional: se selecciona de forma completamente manual llegando a pasar por la misma planta hasta 5 veces para asegurar que el grano se recolecta en su punto óptimo de madurez.

Una vez recogido, y a diferencia de otros productores, se procede al secado del grano. Se hace a través del Método Mieludo (método patentado mundialmente) y se deja reposar durante al menos 30 días en unas camas africanas. Para evitar posibles procesos de sobre fermentación que estropearían el grano, se va removiendo cada 2 horas consiguiendo una óptima oxigenación del producto.

Durante este proceso, el mucílago empieza a transformarse en una miel que, con el tiempo de secado, acaba penetrando en el interior del grano por capilaridad. Como resultado, se consigue una bebida de propiedades organolépticas muy especiales y exclusivas que se han convertido en la insignia de la marca.

Después de que los granos de café se hayan secado, empieza el proceso de trillado, un mecanismo en el que se hace una exhaustiva criba manual de cada uno de los granos para eliminar aquellos que son defectuosos y asegurar así una calidad sublime.  ¿El resultado? Un fruto en perfecto estado, homogéneo y que ha pasado el tiempo exacto en la planta hasta ser recogido.

Por último, antes de envasar los granos, el café se tuesta en un grado muy ligero para que pueda conservar las máximas propiedades posibles que ha ido adquiriendo durante todo el proceso. Ya tostado, se prepara para enviar al laboratorio de Café Crem ubicado en Granollers para proceder al control de calidad, en el que se hará una cata y se tendrán en cuenta aspectos como el control diario de los silos del café o las características sensoriales de la bebida.

Actualmente la marca cuenta con distintas variedades de café, sin embargo, el producto más querido entre sus clientes es el Café Mieludo, pues se trata de un tipo de café cero amargo, mucho más dulce que el resto de cafés comercializados y con un magnífico aroma afrutado y acidez equilibrada.

Para Café Crem, la excelencia en su producción y su fuerte compromiso social es su mayor sello de diferenciación. Como consecuencia, han desarrollado un Fondo de Salud y Educación para todos sus trabajadores e hijos garantizando así vivienda, asistencia médica y escolarización. Además, han creado un sistema de incentivos para premiar el esfuerzo y dedicación de aquellos trabajadores con mejores resultados.

¿Conocías a Café Crem antes? Si te apetece ver sus variedades o degustar su café Mieludo puedes hacerlo visitando su tienda online o puedes encontrarlo en las cafeterías más exquisitas.